Un movimiento y no una tendencia: el poder del marketing inclusivo
Lo UltimoNews

Un movimiento y no una tendencia: el poder del marketing inclusivo

By abril 17, 2019 abril 18th, 2019 No Comments
Un movimiento y no una tendencia: el poder del marketing inclusivo

Los Buyer Persona en muchas ocasiones sólo sirven para sesgar a todo tu público potencial.

Resultado de imagen para pollito se tenia que decir y se dijo

Se supone que este método es infalible, pues cada perfil de un buyer persona es creado mediante muchas horas de investigación demográfica, estudio de comportamiento, motivaciones y objetivos. Y hasta ahí todo bien.

El problema está en que casi todos los marketeros cometen el mismo error: no tener en cuenta lo diversa que es la humanidad, por ello, los buyer persona no son tan diversos ni tan inclusivos como deberían serlo.

Los profesionales más avispados se dieron cuenta de este problema y se esforzaron por imaginar cuál sería el futuro del marketing en esta sociedad que cada vez le da más importancia al individuo y a la autoafirmación, y así sentaron las bases del Marketing inclusivo

¿Qué es el marketing inclusivo?

El marketing inclusivo es marketing que no se empeña en promocionarse únicamente en ciertos nichos sociales, sino que va más allá de los estereotipos y no ve a factores como el género, etnia, idioma, ingresos, preferencias sexuales, edad y religión como un obstáculo, sino como una oportunidad.

Para ello, hay que crear contenido que refleje de manera auténtica la diversidad de la audiencia de una marca, dándole voz a puntos de vista diversos, eliminando sesgos culturales y estereotipos.

Comenzar a hacer marketing inclusivo no es difícil. Basta con mentalizarse firmemente y entender que las personas son individuos que valoran su identidad, y que todos son distintos. Con ello lograrás que tus clientes -sean como sean- se sientan valorados y representados.

Pero el marketing inclusivo no es únicamente una nueva artimaña para vender más, sino que nos da una oportunidad para dar voz a personas y sectores que son típicamente marginados, mal representados o de plano ignorados, para convertirnos en un agente de cambio social positivo.

¿Qué no es el marketing inclusivo?

El marketing inclusivo no es reforzar estereotipos y mucho menos recurrir al sexismo.

Uno de los mejores ejemplos de esto lo podemos ver con Uber. En septiembre de 2017, con motivo del “Día de apreciación de las esposas” los directivos de Uber Bangalore (en India) lanzaron una controvertida promoción.

En ella, animaban a los esposos a aprovechar un descuento en UberEats para que pudieran darle a sus esposas un día libre de la cocina. Para ello bastaba con que usaran el código promocional NOCOOKINGDAY

Los reclamos de la comunidad surgieron casi de inmediato ante esta idea tan mala. Uber no tardó en borrar el post original pero el daño estaba hecho. La marca sufrió un (merecido) linchamiento en twitter y terminó perdiendo clientes y reputación.

El Marketing inclusivo tampoco es trivializar temas sociales importantes

Tal como lo hizo Pepsi en 2017. En medio de un clima político especialmente tenso, en un año marcado por linchamientos, el resurgimiento del KKK, violencia hacia la comunidad afroamericana y muchas protestas que reclamaban igualdad (como el #BlackLivesMatter), alguien en el departamento de marketing de Pepsi tuvo la peor idea de la década.

Gracias a esto, Pepsi produjo y emitió un comercial ambientado en una protesta social. Su intención era proyectar un mensaje de unidad, pero lo hicieron de la peor manera posible.

Para empezar, la protagonista de este malogrado video es Kendall Jenner (una modelo caucásica), quien se cuela en una protesta para darle una pepsi a un policía antidisturbios. El policía se la bebe y todos celebran el fin de la protesta.

Nuevamente, la respuesta de la comunidad no se hizo esperar. Pepsi retiró el anuncio de todos sus canales y le faltaron community managers para disculparse con todas las personas ofendidas en Twitter.

La mayor parte de las respuestas a Pepsi eran reclamos por la trivialización de un tema tan delicado y por capitalizar movimientos como el Black Lives Matter. Aunque algunos se lo tomaron con humor, bromeando con que el discurso de Martin Luther King en realidad era “Yo tengo una Pepsi”.

¿El resultado de esta malinterpretación del marketing inclusivo? Una enorme pérdida de reputación y un boicot del producto que tardó muchísimo en aminorar.

¿Entonces cómo se hace marketing inclusivo?

Existen tres puntos fundamentales para hacer marketing inclusivo de manera consciente. Es importante que siempre tengas en mente que el MI no es la explotación de culturas, etnias, religiones, ni complexiones para ganar más dinero.

En lugar de ello, el MI es simplemente entender que tu audiencia es más diversa de lo que puedes imaginar, y que puedes hacer tu mejor esfuerzo por incluirlos a todos para que tengan una buena experiencia con tu marca.

Para ello puedes comenzar por:

  1. Contratar un equipo diverso

Tener distintas perspectivas dentro de tu equipo de trabajo te permitirá encontrar varias maneras de hacer las cosas. Recuerda: “Donde todos piensan igual, ninguno piensa mucho”.

  1. Conectar con tu audiencia

¿Alguna vez te has puesto a ver los perfiles de las personas que le regalaron su LIKE a tu página? ¿Alguna vez te has encontrado frente a frente con una muestra representativa de tu público?

Si te esfuerzas por conocer a tu audiencia real, lo más probable es que te lleves una grata sorpresa, pues esta será más diversa de lo que esperabas.

  1. Sé consciente de tu contenido multimedia

Stockphoto y Getty Images son una excelente fuente de imágenes de stock de cualquier cosa que no sean personas. No utilices las mismas imágenes trilladas de jóvenes caucásicos atléticos en tus redes o en tu sitio web.

En su lugar, diversifica tus recursos y esfuérzate por tener recursos multimedia que reflejen de manera adecuada el mundo real y las personas que viven en él. Haz esto mediante imágenes que representen de manera considerada factores como la edad, el color de piel, discapacidades, diferencias culturales, género, religión, peso, etc.

Y tú ¿Cómo empezarás a hacer tu marketing inclusivo? Cuéntanos en los comentarios

Diana Padra

Author Diana Padra

More posts by Diana Padra

Leave a Reply